martes, 19 de junio de 2012

Donde ella pasa sus horas



En estas playas de cristal...

con aire de metal...

y un mar sin caracolas...

es donde ella pasaba las horas.


Con su alma puesta en espera...

busca, teclea y espera...

pequeños milagros que nunca le llegan.


Un día le propuse vernos,

para que me contara sus penas,

y mi amor... se llevó sus miedos.



Desde mi teclado, 
 hoy te envío mis besos...

en forma de versos,

y un cordial saludo en forma de abrazo,

un fuerte abrazo ...


Retrato a lápiz de la serie; Voluntarias de Intermón Oxfam, Vigo 2012, Sandra.