miércoles, 20 de marzo de 2013


"Son las ocho de la mañana...las siete en Canarias..."

Este jodido despertador alemán que tengo en la mesilla no falla...puntualidad germana...la radio se pone en marcha, cada día, a las ocho de la mañana...las siete en mis queridas islas Canarias.
En verano me despierta a las seis y media... pero ahora, en este lluvioso invierno en Málaga,  tiene mas compasión de mí y es de agradecer.
Que pereza...afortunadamente ya ha amanecido y la luz invade el cuarto  que tengo alquilado en un piso compartido ( 9 metros cuadrados, cama de matrimonio, armario grande, mesita de noche llena de libros (voy una vez a la semana a la biblioteca municipal, soy un lector que se atreve casi con todo lo que allí encuentra), mesa de dibujo y caballete con algún lienzo sin terminar), un habitáculo desprovisto de cortinas pero con visillos blancos que me ocultan de la vista de los vecinos y de los pájaros.

"El senado aprobó ayer, con la abstención de..."

Un par de revolcónes mas...están tan calentitas las sábanas...
Cuando vuelvo a abrir los ojos el puñetero despertador ya marca las ocho y veinte...
No puede ser, protesto no se a quién, si hace un momentito eran solo las ocho...
El tiempo pasa volando cuando mejor estoy...siempre es así, aquí y en Pekin.


"...malas noticias, el delantero del Real Madrid estará de baja al menos..."

Me levanto de un salto y me dirijo derechito a la vieja nevera que comparto con mis dos compañeras de piso (algún día os hablaré de ellas) me sirvo un vaso de zumo, procedente de concentrado, de naranja o de piña, me caliento un vaso de leche en el microondas, me preparo un Nescafé del Mercadona con poca azúcar y me tomo la pastilla diaria para mejorar mi tensión, casi siempre algo alta.
Lavo los vasos, sana e higiénica costumbre de los buenos solitarios, y los dejo en su sitio.
Voy hasta la ventana y observo el día que hace...así elijo la ropa que debo ponerme, mas de abrigo, mas de agua...
Hago la cama con esmero, me desnudo, doblo bien el pijama, dejo la ropa sucia en mi cesta para la colada y así, fresquito y en bolas, para alegría de mis compañeras, que procuran estar despiertas a esa hora para simular, riéndose, escandalizarse por el espectáculo, me voy a la ducha, dejo correr el agua para que esté bien calentita mientras hago, con mucho alivio, el primer pipí del día.
Uso desde hace muchos años un magnífico gel con sales marinas que me tonifica el cuerpo y deja un aroma a mar en el baño muy agradable.
Es una ducha rápida...enérgica...sin ponerme a cantar...saludo a mi pene mientras recibe un potente chorro de agua caliente...hoy quizás tengamos suerte...le digo cada día...pero la mayoría de los días... para disgusto de los dos...no es verdad.

"...nubes y claros y en el Pirineo se esperan tormentas que pueden llegar a ser fuertes..."

Después de secarme, lavarme los dientes (no me afeito cada día, solo un par de veces por semana) ponerme algo de desodorante y una gotas de Eau de Toilette de Dolce & Gabanna..., dejo bien limpio el baño, pasando la fregona si ello es necesario, y ya estoy listo para vestirme, los boxers y los calcetines están en su sitio y ordenados, los pantalones y las camisas en el armario...hasta el viernes no suelo tener problemas para elegir...pero al llegar el fin de semana me voy quedando corto de camisas planchadas...
Una vez vestido y calzado, ando corto siempre de zapatos, empiezo a llenar mis bolsillos con esas cosas que las chicas llevan en el bolso...pañuelo de tela y de papel, llaves de casa, del coche no, que no tengo, tabaco de liar, boquillas y papel, mechero, algún chicle, (estoy intentando dejar de fumar...una vez mas) y el billetero de piel, con mas papeles que dinero. Me cuelgo al cuello mis gafas para leer...y ya estoy listo para enfrentarme a la vida.

"...y ahora un resumen de las noticias mas import..."

Apago la radio, son las nueve menos diez...llegaré, como siempre puntual a la oficina de empleo/desempleo, y seré de los primeros en la cola que se forma para sellar el paro.


Espero tener, y que tengáis,queridos lectores y amigos, un buen día y que, los que no lo tenemos, encontremos un trabajo.




Retrato a pastel de la serie Mujeres maltratadas, a las que atendía como voluntario en Vigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario