miércoles, 20 de marzo de 2013

Dedicado a mis hijas...Sara y Elena, con amor

Navegando en solitario, como siempre, por este vasto mar de incertidumbres, de sueños, de palabras escritas al azar, sin destino, sin ningún lector....quizás.

He vaciado mi última botella de vino, saboreando en mi boca, la mas rezagada gota, de este líquido divino...

En este atardecer, solo con mis olas, que van, vienen y van, y me acompañan...os escribo.
Son unas líneas, nada mas, de un náufrago a la deriva en esta soledad, inmensa y
 profunda...


Quiero deciros, hijas mías, amadas hijas de un amor ya perdido, todo aquello, que nunca oísteis y que siempre quisisteis escuchar... en los labios de papá...

Os quiero,os he querido siempre, desde antes de nacer, desde vuestro primer llanto....y os lo dije, os lo decía, cada día, pero erais tan pequeñas....que no pudisteis comprender.

Os envío mis palabras por el mar, dentro de mi última botella, allí van...

Olas, amigas olas, a vosotras os lo pido, por favor, guiar mi voz hasta sus playas, posarla, suavemente, en Guadalmar, cualquier domingo de julio, por la mañana, cuando mis niñas salgan, como siempre, a pasear, a buscar conchas en la arena, a ver el mar.....

Su padre era marino y marchó a navegar, y no volvió su barco..nunca, nunca mas.

retrato a lápiz de Sara y Elena, 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario